Construimos bienestar

Un espacio para acompañarte en tu mejor decisión

Publicaciones destacadas

Filtrar por categorías
Por
November 04, 2020

Cómo mantener en buen estado tu inmueble en renta

Al poner un inmueble en renta se espera que quien lo use siempre lo cuide como si fuera suyo, después de todo, estará ahí y lo disfrutará mínimo un año, ¿no?


Pero, tú no tienes que preocuparte, porque tienes varias formas para asegurar el buen estado de tu inmueble todo el tiempo y aquí te lo contaremos. 

 

Cómo te aseguras de que la propiedad esté siempre en buen estado cuando la tienes en renta

 

Lo primero que debes hacer para tener la seguridad de que tu propiedad estará siempre bien cuidada es dejar bien especificado en el contrato cuáles son las responsabilidades de cada parte. 


Propiedad en buen estadoDebes hacer una lista de los tipos de reparaciones que le corresponden al arrendador (o sea tú) y al arrendatario (el inquilino). Es fundamental que esta información sea clara para quien toma el inmueble en renta, porque se evitan todos los inconvenientes en el futuro. 

Foto: www.freepik.es 

 

Una de las acciones más comunes es que el inquilino se dé cuenta de que algo falla en la propiedad después de recibirla, y en ese caso, serás tú quien deba resolver. Así, como si se presentan molestias causadas por el tiempo de construcción del lugar, estas deberán ser resueltas por ti. 

Ahora bien, si es el nuevo arrendatario quien le hace mejoras al inmueble, instala muebles que después no pueden quitarse o daña intencionalmente algún objeto de la propiedad, será quien se responsabilice de reparar lo que corresponde. 

 

Si no lo hace, a continuación en la lectura te contamos cómo usar las disposiciones legales a las que tienes derecho. 

 

Qué hacer si el inquilino se niega a reparar los daños del inmueble


Daños del inmuebleEn un contrato de renta por un inmueble, todas las personas que intervienen tienen deberes y derechos; por ejemplo, tú debes asegurarte de entregarlo en perfectas condiciones y, si llegase a existir una falla estructural o funcional después de arrendarlo, estas deberán ser reparadas por ti. 

 

Ahora bien, la ley también está de tu lado. De acuerdo con el artículo 1985 del código civil se establece que cualquier persona que toma en arriendo un inmueble para su disfrute personal o comercial debe asegurarse de cuidarlo y mantenerlo en perfecto estado. 

 

El debido proceso indica que el arrendatario te debe notificar por escrito sobre los daños que se dieran y tú tienes un tiempo establecido para repararlos. Aun así, en el documento del contrato hay que dejar claro con mucha especificación cuáles son los tipos de arreglos que están a tu alcance y los que quedan a cargo del inquilino. 

 

Ten en cuenta que hay acciones de mejora o adecuaciones que hacen algunas personas mientras disfrutan del lugar y que quizá deben ser removidas al final del acuerdo comercial o no serán reembolsadas al terminar el contrato. 

 

Si esto no sucede, sigue leyendo. 

 

Disminución del canón de arrendamiento por mal estado del inmueble

 

Hay otra posibilidad que juega a tu favor si el arrendador no cumple su parte del trato de mantener en perfectas condiciones el estado del inmueble y es que puedes establecer la disminución del canon de arrendamiento que estaba inicialmente acordado. 

 

Para que puedas ejecutar el cumplimiento de esta cláusula que está en el artículo 1991 del código civil, debes llevar el caso ante un juez quien emitirá la orden de desalojo. 

 

Recuerda que este trámite solo podrás hacerlo si compruebas que la propiedad realmente está en condiciones desafortunadas y esto -como lo mencionamos antes-, debe ser soportado con la documentación del seguimiento regular que se hace. 

 

Terminación del contrato por mal estado del inmueble


Terminación del contrato

Esta es la más contundente de todas las opciones que tienes. 

 

Si durante el tiempo en el que se celebra el contrato de arrendamiento te das cuenta de que la persona que ocupa el inmueble no cumple con su responsabilidad de mantenerlo en perfecto estado, podrás terminar el compromiso. 

 

El decreto 1990 del código civil señala que si compruebas que el lugar está realmente deteriorado a tal punto que no se pueda usar para el fin que fue rentado, podrá cancelarse el contrato delegando toda responsabilidad al arrendador quien deberá cumplir con los pagos por reparaciones o con las multas que se dispusieran. 

 

Para que puedas determinar que la propiedad está en malas condiciones, en primer lugar, debiste dejar claro en el contrato que se realizarán visitas periódicas de mantenimiento y, durante estas, hacer una inspección detallada que deberán ser documentadas. 

 

El seguimiento se hace con el fin de tener muestras que te ayuden a comprobar la condición de la propiedad para que tu decisión de cancelar el contrato pueda ser efectiva. Asegúrate de dejar claro desde el inicio cuáles reparaciones y obligaciones están a cargo tanto tuyas como del inquilino. 

 

Por qué una inmobiliaria es una buena opción para asegurar el buen estado de tu inmueble

 

Como ya te diste cuenta, en una renta directa toda la responsabilidad sobre el inmueble está a tu cargo, desde el cobro mensual del arrendamiento hasta de las reparaciones y supervisión que correspondan para que todo funcione correctamente. 

 

Si bien, hay muchos sitios en Internet que te ayudan a encontrar quien ocupe tu propiedad, lo cierto es que pocos se aseguran de que esté en perfecto estado. Y estamos seguros de que necesitas más que una simple gestión administrativa. 

 

Por eso, queremos mostrarte por qué una inmobiliaria es una buena opción para que te asegures de que el inmueble siempre estará en las mejores condiciones y tú te librarás de un estrés innecesario. 

 

Y es que las inmobiliarias o agencias de arrendamiento tienen como objetivo facilitarte la vida, realizan todas esas acciones que se consideran molestas como: 

 

  1. Crear inventarios al inicio del acuerdo comercial y al final para velar porque todo funcione y está en su lugar. 

  2. Responder a todas las urgencias sobre el inmueble que presente el arrendador durante el tiempo que dura el contrato. 

  3. Garantizar las reparaciones que correspondan al menor costo y con la mayor garantía posible para ti como propietario. 

  4. Ejecutar procesos de cobranza y asegurarte de que recibes tu dinero pague o no el arrendador. 

  5. Dar solución al arrendador sobre cualquier situación que se presente con el bien inmueble. 

 

Poner tus propiedades en la gestión de una inmobiliaria es una garantía para tu tranquilidad. 

 

Coninsa te acompaña

En Coninsa nos aseguramos de darte todas las soluciones para mantener el buen estado de tu inmueble y se vea bien cuidado.

 

  • Aseguramos el inmueble.

  • Tendrás la experiencia de un equipo dispuesto a ayudarte a responder todas las dudas que tengas durante el proceso.

  • Mostramos tu inmueble de domingo a domingo hasta tener el inquilino indicado para él. 

  • Todos los trámites de firmas de contrato se pueden realizar desde cualquier lugar del mundo a través de nuestros canales virtuales. 

  • Te consignamos el valor de tu canon mensual a la cuenta bancaria que elijas. 

  • Nos encargamos de encontrar el personal idóneo que hará las reparaciones de manera oportuna y al mejor costo para ti. 

  • Te ahorramos dinero y tiempo. 

 

Consigna tu inmueble en este momento, deja el proceso en manos especialistas. 

 

También te interesará leer en nuestro blog: 

Suscríbete

PAIS

 

En Coninsa diseñamos, construimos y comercializamos proyectos de calidad, que contribuyen al desarrollo del país y con los que nuestros clientes se sienten tranquilos y satisfechos al saber que aquí encuentran su lugar ideal: viviendas, oficinas, bodegas, locales y todo tipo de obras a la medida para contrataciones públicas y privadas.