Construimos bienestar

Un espacio para acompañarte en tu mejor decisión

Publicaciones destacadas

Filtrar por categorías
Por
February 23, 2021

¿Cómo se solicita un crédito hipotecario? ¡En Coninsa te ayudamos!

¿Sientes pánico al escuchar la palabra ‘crédito’? ¿Y qué pensarías si supieras que puede ayudarte a cumplir tus metas de un hogar propio?

 

Aunque seamos responsables, no siempre tendremos la capacidad para comprar una vivienda con nuestros ahorros; es ahí cuando el crédito hipotecario se vuelve un alivio financiero para no detener tus planes.

 

En este artículo te explicaremos las características de un crédito hipotecario, una explicación sencilla sobre los pasos para solicitarlo y algunos tips para tomar decisiones más inteligentes.

 

Compromiso a largo plazo

 

Imagen-1

 

Un préstamo para vivienda, dependiendo de la entidad y las condiciones del negocio, puede tener plazos entre 5 y 30 años. Antes de comprar vivienda debemos evaluar si se trata de una decisión sensata y que se ajusta a nuestro estilo de vida.

 

Las entidades financieras cuentan con un porcentaje máximo disponible para el préstamo. En Colombia, la mayoría tienen establecido hasta el 80% para viviendas tipo VIS y el 70% para NO VIS.

 

Eso significa que al menos un 20% del costo de la vivienda deberá ser asumido por el comprador, a través del ahorro y el pago juicioso de las cuotas mensuales de la cuota inicial.

 

Al tratarse de un compromiso financiero, la garantía del banco para el cumplimiento de los pagos es la posibilidad de embargo del inmueble; por eso es fundamental pagar cumplidamente cada cuota mensual.

 

¿Qué debo tener en cuenta al solicitar un crédito hipotecario?

 

Capacidad de endeudamiento

 

Imagen-2

 

La capacidad de endeudamiento es la cantidad máxima que puedes asumir sin poner en peligro tu integridad financiera. En otras palabras, se refiere a un porcentaje calculado por la entidad financiera que determina si las cuotas mensuales del crédito son sostenibles en el tiempo con base en tu salario.

 

Se estima que el límite ideal de obligaciones mensuales debe estar entre un 35% y 40% sobre el salario; es decir, los gastos divididos entre ingresos.

 

Si la vivienda que buscas sobrepasa este porcentaje, una alternativa es sumar a un familiar acreditado que participe en el contrato, de esta manera podrás obtener un monto mayor.

 

Historial crediticio favorable

 

Certificar una buena capacidad de pago, hábitos financieros saludables y previos compromisos con entidades financieras, te hará un candidato elegible para la aprobación del crédito.

 

Piénsalo de la siguiente manera: si un conocido con reputación dudosa te pidiera dinero prestado, ¿lo harías? En la mayoría de los casos, lo pensarías dos veces.

 

Así mismo las entidades bancarias evalúan a los usuarios para identificar quién es un cliente confiable y con menos posibilidad de incumplir un contrato, a través de análisis del comportamiento de pagos con tarjetas de crédito, servicios de telefonía, datos y cualquier tipo de deuda con entidades comerciales y financieras.

 

Si nunca has oído sobre esto, haz clic aquí para consultar tu estado financiero.

 

Estabilidad laboral

 

Las entidades financieras valoran la estabilidad laboral como un signo de confiabilidad, por eso es probable que a la hora de tu estudio de crédito te pregunten la antigüedad en la empresa en que laboras.

 

Tasa de interés

 

Por el servicio que presta el crédito hipotecario, deberás pagarle a la entidad financiera una tasa de interés mensual. Hoy en día existen tres tipos de créditos hipotecarios; elige el que se ajuste a tus necesidades:

 

Cuota fija: Pagarás una cuota constante con tasa fija durante el plazo del crédito, así sabrás siempre cuánto debes disponer del ingreso mensual.

 

UVR: Pagarás cuotas actualizadas con la inflación, esto significa que las cuotas fluctuarán. Existen dos tipos de créditos UVR:

 

  • Abono constante a capital en UVR: Si cuentas con un buen ahorro y quieres asegurarte para el futuro, esta es una buena opción. Comienza con cuotas de pago más altas pero con el tiempo irán disminuyendo.

 

  • Cuota constante en UVR: Si por el contrario consideras que en los próximos años tendrás una mayor disposición de pago, esta es una buena alternativa, pues las cuotas iniciarán con montos bajos e irán aumentando durante la vigencia del crédito.

 

Tip: Para pagar menos intereses en tu crédito hipotecario, existe la posibilidad de adelantar cuotas o cancelar toda la deuda en el momento que tengamos ingresos extra, como son el caso de las primas o ingresos ocasionales.

 

Pasos para solicitar un crédito hipotecario

 

Imagen-3

 

  1. Solicitud: dirígete a la entidad bancaria de tu preferencia y solicita información sobre el crédito hipotecario.

 

  1. Documentación: reúne todos los requisitos para el estudio de crédito. Estos podrán variar según la entidad.

 

  1. Avalúo: se trata de un estudio de valoración sobre el valor comercial del inmueble.

 

  1. Seguros: como requisito para la firma del contrato, el comprador deberá contar con un seguro de vida como respaldo del negocio y por otro lado, asegurar el inmueble para cubrir riesgos de incendio y terremoto.

 

  1. Estudio jurídico: en esta etapa se evalúa si el inmueble del negocio es viable como garantía ante la entidad bancaria.

 

  1. Firma de escritura: si todos los pasos anteriores fueron positivos, se firma la escritura pública que detalla las condiciones del negocio.

 

  1. Desembolso: En el momento en que se certifique la escrituración de la vivienda frente a un notario, la entidad financiera desembolsa el valor financiado a la fiduciaria.


Alcanzar ese sueño de estrenar vivienda está más cerca de lo que crees, y un crédito hipotecario te permitirá hacerlo realidad. Visita nuestro sitio web para conocer los proyectos disponibles en Antioquia y decídete a comprar tu nuevo hogar en 2021.

Suscríbete

PAIS

 

En Coninsa diseñamos, construimos y comercializamos proyectos de calidad, que contribuyen al desarrollo del país y con los que nuestros clientes se sienten tranquilos y satisfechos al saber que aquí encuentran su lugar ideal: viviendas, oficinas, bodegas, locales y todo tipo de obras a la medida para contrataciones públicas y privadas.