Inicio > La neuroarquitectura: felicidad en los espacios

La neuroarquitectura: felicidad en los espacios

AGO 2018

Así como llegar a un cuarto desordenado produce la sensación de caos y genera deseos de salir de él de inmediato. Un espacio iluminado, con paredes blancas que proyecten amplitud ocasionan tranquilidad y confort.  Esto ocurre porque el color, el diseño físico, la acústica, la luz, el contacto con la naturaleza, la altura de los espacios, entre otras características de los sitios que habitamos influyen en el bienestar mental del ser humano. Para generar este bienestar existe la neuroarquitectura es la forma se crear lugares que generen experiencias positivas de salud, felicidad y productividad. 

 

Crear espacios que nos hagan bien en el día a día es prácticos, útil y efectivo, solo necesitas empezar por seguir estos consejos y decidirte a aplicar las diversas formas que existen para aprovecharlos. 

 

"Menos es más" 

 

La popular frase del arquitecto alemán y diseñador Ludwig Mies van der Rohe "Menos es más" representa uno de los básicos de la neuroarquitectura para evitar el estrés, la ansiedad, el cansancio y la angustia. Entre menos objetos, más fácil, práctico y cómodo es la organización y la limpieza del hogar. Aunque es importante no olvidar dar el toque personal a los espacios con las tendencias de decoración preferidas. 

 

 

Contacto con la naturaleza o una buena vista

 

Un refugio antiestrés es poder contar con espacios que conecten con la naturaleza dentro del mismo lugar donde se vive. Sentir la calma, la tranquilidad y poder estar al aire libre conectan al cerebro con sensaciones placenteras. 

 

 

Luces

 

La luz natural genera bienestar, debido a que el sol ayuda a mejorar el estado de animo. En cambio en las noches es recomendable que no entre mucha luz a las habitaciones para así promover el descanso profundo. 

 

Los colores de la habitación afectan el estado de ánimo. De acuerdo con la psicología del color, los tonos pastel tienden a ser los ideales para una habitación, mientras que colores muy saturados generan ansiedad y estrés. Los colores muy oscuros, por su parte, generan la sensación de encierro y bochorno, por lo que lo recomendable es evitarlos.

 

 

Conoce nuestros proyectos de vivienda nueva donde podrás utilizar la neuroarquitectura en cada espacio de tu nuevo hogar, diseñado para que disfrutes y tengas bienestar en cada uno de los días que compartas con tu familia. Da clic en cada región para conocer los proyectos AntioquiaAtlántico, Cundimarca y Magdalena

 

21 de abril de 2018 


Califica este artículo

0
Veces compartido en Facebook